Inicio hacer casa
¿Cómo se hace una casa?

Hagamos una radiografía ficticia de una casa para saber que es lo que hay donde la vista no llega. Para ello realizamos mentalmente una casa compuesta de sótano, planta baja y planta bajo cubierta.

La estructura:

Existen varias formas de ejecutar la estructura, aquí vamos a hablar de una de ellas. Inicialmente creamos la base que soporta el peso de la casa, para ello hacemos un hueco lo suficiente grande en el terreno que albergará el sótano y en él excavamos las zapatas y vigas de la cimentación. Estas piezas cúbicas de la cimentación llevan en su interior unas armaduras o emparrillados de hierro y a continuación se llenan de hormigón. El siguiente paso es realizar las paredes del sótano en muro de hormigón, para sustentar las tierras que rodean la vivienda, y los pilares. Ambos elementos son un entramado de hierro que está completamente rodeado de hormigón, para u elaboración colocamos un molde o encofrado vertical en sus caras lo suficientemente rígido para soportar la presión que ejerce en el momento en que llenamos de hormigón. Una vez llenado y este ha alcanzado una cierta resistencia retiramos el encofrado para continuar. El suelo del sótano es una capa de hormigón sobre una capa previa de grava.

La tapa del sótano y a la vez suelo de la primera planta será el "forjado" que logramos colocando horizontalmente el encofrado. Sobre este encofrado se colocan unas vigas de hierro y unos bloques de hormigón huecos ente ellas que hacen la función de molde y evitan que en el vertido el hormigón fluya hacia donde no es necesario.

Seguimos el mismo proceso de pilares y forjado para conseguir la estructura del tejado pero esta vez colocamos el encofrado con cierto grado de inclinación.

La cubierta:

Sobre la estructura de la cubierta comenzamos colocando un aislamiento térmico, sobre este una plancha ondulada de fibrocemento, que impide la entrada de agua, y sobre esta una teja curva que además de proteger de la entrada de agua da un acabado agradable a la cubierta.

Las fachadas:

Están compuestas por una pared de ladrillo más gruesa en el lado exterior de la casa, un espacio hueco que es la cámara de aire, un aislamiento térmico y a continuación otra pared de ladrillo interior más fina. El acabado interior será de mortero pintado y el exterior de un 70% de piedra y un 30 % de mortero hidrófugo pintado, en este caso.

Divisiones interiores:

Son realizadas en una hoja sencilla de ladrillo revestida con un mortero liso para pintar por ambas caras. Se practicará previamente al revestimiento unos canales por los que se introducen los tubos para la conducción de las instalaciones de la vivienda. También se albergan en ellos unos premarcos de madera que más tarde serán los que sujeten de las puertas.

Las instalaciones:

Las instalaciones básicas para una vivienda son de fontanería, calefacción, electricidad, TF y TV. Suele instalarse en algunas viviendas hilo musical, aspiración centralizada, alarma etc.

Los acabados:

Las terminaciones de acabado interior las completamos con alicatados en baños y cocina, suelos de plaqueta y madera, falsos techos, carpintería de madera y pintura o papel.